Arreglo de persiana

arreglar persiana rota Arreglo de persiana

Para arreglar  con éxito una persiana descolgada hemos de seguir las siguientes indicaciones y conseguiremos reparar la persiana:

  • Quitar la tapa del cajón de la persiana
  • Extraer un poco la persiana hacia afuera para comprobar la pieza que se ha estropeado y poder reemplazarla
  • Sustituir las piezas en mal estado por otras nuevas
  • Introducir la persiana en la ventana ayudados por la cinta para que encaja en los eslabones.
  • Enganchar las piezas nuevas en la persiana
  • Comprobar su funcionamiento y colocar la tapa en el cajón.

Baja la persiana del todo. A continuación, tendrás que retirar las cuerdas o tiras de metal que sujetan la persiana. Lo único que deberás hacer es aflojar los tornillos que las sujetan. Es importante que bajes al principio de esta operación la persiana pues en caso contrario, en este momento caerá, al no estar agarrada.

Una vez desmontada la persiana

una vez retiradas las cuerdas, podrás girar el eje de la persiana y así trabajar cómodamente. Seguidamente, tira de la cuerda que encontrarás enrollada en el disco del eje, hasta que encuentres el inicio, que estará atado con un nudo. En este momento, fíjate en qué sentido está enrollada la cinta para que puedas poner la nueva exactamente igual. Corta este nudo con un cúter o con tijeras y extrae la cuerda.

Abre el recogedor de la parte de abajo (desatornillándolo de la pared) y retira la cuerda entera. Hazlo con cuidado, pues la rueda puede girar debido al muelle del mecanismo del recogedor.

Cuando hayas desenrrollado la cuerda encontrarás el otro extremo, que estará sujeto. Aflójala con unos alicates y saca la cinta. Recuerda de nuevo cómo está enrollada la cinta en este recogedor. Si es necesario, haz fotos con tu móvil para contar con una pequeña ayuda.

Coloca la nueva cinta

Toma la cinta nueva e introduce un extremo en el recogedor superior a través de la hendidura correspondiente. Haz un nudo en ese mismo extremo para que no se salga y enrolla la cuerda girando el eje en el mismo sentido que estaba antes, hasta que queden un par de palmos colgando bajo el recogedor inferior.

Realiza un pequeño corte en el otro extremo de la cuerda  y colócala en el mismo lugar y de la misma manera que la antigua. Introdúcela por la ranura del otro recogedor, comprobando que vaya recta. Sujeta con la tuerca y enrolla el resto de la cinta en el sentido correcto.

Ya terminamos la instalación de la persiana

Ahora deberás introducir el recogedor de nuevo en la pared y atornillarlo. Haz lo mismo con las tiras que sujetaban la persiana y la tapa de la caja. Por último, para finalizar con el arreglo  de la persiana, solo deberás comprobar que la persiana vuelve a subir y bajar perfectamente. En caso de que no lo haga, es probable que hayas sujetado la cinta al revés. Comprueba ésto último y prueba de nuevo

Como ya hemos explicado todo ya sólo nos quedaría ver un Tutorial para arreglar una persiana.

Siempre se ha dicho que una imagen vale mas que mil palabras.

De todas formas todos no valemos para todo, y todos no sabemos hacer de todo. Si necesitas ayuda y quieres que te arreglen la persianas unos profesionales ya sabes persianas y ventanas gordoniz 

 

No hay comentarios

Deja un Comentario