Aspectos a tener en cuenta en las reformas integrales de una casa

¿Sabías que un 40% de las personas prefiere tener un desperfecto a arreglarlo? Prefieren convivir con los desperfectos entre 6 meses y un año de media. Las obras son un dolor de cabeza si un gremio te falla o se empieza a retrasar. En Persianas y Ventanas Gordóniz nos encargamos de la reforma integral de tu vivienda. Tú solo tienes que pensar qué quieres, nosotros no encargamos del resto.

Qué tienes que tener en cuenta para acometer una obra integral completa del interior de tu casa:

  1. Lo primero de todo el dinero. El presupuesto total con el que cuentas para acometer el cambio. Este es uno de los puntos más críticos.
  2. Buscar un profesional. En Persianas y Ventanas Gordóniz tenemos una experiencia sobrada para acometer las reformas de tu vivienda. Nosotros nos encargamos de coordinar todos los gremios y ejecutar la obra en tiempo y plazos establecidos.
  3. La casa de tus sueños: ¿Qué necesidades? ¿Qué calidades quieres? ¿Qué acabamos? ¿Tonalidades?
  4. Permiso de obras necesarios. Generalmente con ir al ayuntamiento con el proyecto de obra y pago de las tasas es suficiente para poder empezar las obras. Además, puedes colgar el permiso (una copia de él) en la puerta de tu casa para que los vecinos tengan información y evitar futuras quejas.

¿Quieres saber más sobre nuestro servicio de reformas? Visita nuestra página

¿Qué obras más demandadas?

Las obras en viviendas suelen ser dos tipos: las obras integrales o parciales.

Las obras integrales, como su propio nombre indica, afectan a toda la vivienda. Cambio de espacios, tuberías, cableado, suelo, pintura, ventanas y persianas. Es una obra donde se reforma la vivienda entera.

Sin embargo, las obras integrales se acometen en una parte de la vivienda, como puede ser la ampliación de la cocina, el cambio de la bañera por un plato de ducha. O las propias ventanas y persianas.

En Persianas y Ventanas Gordóniz trabajamos con las mejores calidades y profesionales para que tú solo te preocupes de lo importante: pensar cómo es tu casa ideal; del resto, de la coordinación de los gremios y los plazos nos encargamos nosotros. Contamos con amplia experiencia en obras.

“Obra seca”, la alternativa

Si en lugar de hacer una reforma integral quieres hacer un lavado de cara, puedes optar por la “obra seca”. Aquí se utilizan materiales que pueden incorporarse directamente a un sistema de montaje, ya que van pegados, clavados o encastrados. Esta técnica es más barata que una obra integral, porque aunque tiene más limitaciones y la calidad es más baja.

¿Por qué una obra integral y no un cambio de vivienda?

Por presupuesto. Una obra integral tiene un coste menor que el cambio de vivienda a una nueva. Con la reforma de tu vivienda podrás hacer tu nuevo hogar a medida, sin embargo, al comprar uno nuevo tendrás que buscar uno que encaje con tu idea o rehabilitarlo aun siendo nuevo.

Ten en cuenta que con una obra integral, tu casa quedará como nueva.

Y si después quieres vender tu casa, la reforma integral es una buena alternativa para revalorizar la tasación de la vivienda. Además te asegurarás que cumples con las nuevas normativas y certificados energéticos necesarios para la venta del inmueble.

¿Estás decidida a hacer una obra integral en tu vivienda? Contacta con nosotros y te resolveremos todas tus dudas.

No hay comentarios

Deja un Comentario